Adaptamos su vehículo a GPL

Para la adaptación a GLP solo hay que instalar un Kit homologado siempre en vehículo gasolina, sin la necesidad de modificar o realizar ninguna operación directamente en el motor, por tanto en la conversión del vehículo a gas GLP el motor no sufre ningún tipo de manipulación ni modificación.

El Kit instalado consta de los siguientes elementos: kit homologado para coches bifuel

car-440088_1280Depósito: La instalación requiere de un depósito adicional de Gas GLP, sin necesidad de alterar ni manipular el depósito original de gasolina del vehículo.
Boca de carga o toma de llenado: se instala normalmente en el lateral del vehículo, bien en el propio hueco original junto a la boca de llenado de gasolina, oculta tras la tapa si hay espacio suficiente o bien en el lateral del vehículo.
Tubería GLP: Conduce el Gas GLP desde el depósito hacia la parte delantera del motor y se conecta a la electroválvula de corte.
Electroválvula de corte: Consiste en una electroválvula ensamblada en reductor que corta el caudal de GLP cuando se interrumpeel encendido, cuando el motor se para o cuando se selecciona el sistema de alimentación por gasolina.
Reductor-vaporizador: Es el encargado de bajar y estabilizar la presión del gas a los parámetros necesarios para el correcto funcionamiento del sistema, pasando de líquido a gaseoso.
Inyectores: Son los encargados de inyectar el GLP en la forma y medida precisa en el colector de admisión, el cual posteriormente entra directamente a la cámara de combustión (cilindros).
Centralita: es la encargada de controlar el dosificado de GLP necesario y el momento de inyectarlo en el motor, en base a los datos recibidos por el sensor de presión, temperatura del gas, revoluciones del motor y de tiempo de inyección en gasolina.
Conmutador: Mando de control que se instala próximo al salpicadero del vehículo, mediante el cual se selecciona el modo en el que se quiere circular (GLP o gasolina). En el propio conmutador podemos observar en todo momento con qué combustible estamos circulando, así como el nivel de GLP que nos queda en nuestro depósito, al tiempo que nos facilita información en caso de que existiera algún problema en el sistema.

Garantía

Toda conversión de vehículo a GLP cuenta con dos años de garantía o 100.000 km en material y componentes y 12 meses en mano de obra en la red de talleres Bifuel.