PISCINAS NATURALES

1. Garganta de los Infiernos, Cáceres, 

Por si el espectacular paisaje blanco de cerezos en flor que cada año nos ofrece el Valle del Jerte no fuese suficiente, esta zona de Cáceres tiene mucho más que para visitar. Además de una gran cantidad de senderos para los amantes del senderismo, la Reserva Natural Garganta de los Infiernos se caracteriza por sus saltos de agua, cascadas y 13 piscinas naturales o pilones causados por la erosión de los ríos en el granito. Terminar con un chapuzón algunas de las rutas de senderismo de esta reserva observando la fauna y flora cacereñas es, sin duda, un plan ideal para los días de mucho calorourense-orense-termas-de-outariz-galicia-spain-editorial-use-only-victor-hermida-prada-flickr .

2. Termas de Ourense, 

En plena naturaleza, a orillas del río Miño y a lo largo de cuatro kilómetros podemos encontrar un precioso circuito termal al aire libre. Las Pozas de A Chavasqueira, Muiño das Veigas, Outariz y Burgas de Canedo están repletas de aguas que brotan del interior de la tierra a más de 60 grados de temperatura, por lo que el baño en ellas, además de ser un gustazo, tiene efectos beneficiosos para la salud y sirven para tratar enfermedades de la piel y problemas óseos como la artritis o el reuma.